¿Qué es un antimosquitos eléctrico?

Los antimosquitos eléctricos, también llamados “insectocutores” o “insectocaptores”, son máquinas eléctricas cuya función es la captura y eliminación de insectos voladores como moscas, mosquitos, polillas, etc. Son una solución muy efectiva contra los mosquitos y te ayudarán a mantener la zona infestada libre de estas molestas plagas y sus picaduras. Sin embargo, antes de adquirir un antimosquitos eléctrico es necesario que te informes bien para saber cuál es el que más te conviene.

Antimosquitos eléctrico

Antimosquitos eléctrico

¿Cómo funciona un antimosquitos eléctrico?

Hay dos tipos de antimosquitos eléctrico:

  • Los que atrapan a los insectos con placas adhesivas, en los que los mosquitos atraídos a la máquina se quedan pegados y luego simplemente se retira la placa.
  • Los que electrocutan a los insectos con una parrilla eléctrica, donde los insectos atraídos son electrocutados y fulminados y se retiran con una bandeja extraíble.

Los antimosquitos de placas adhesivas son adecuados para sitios donde hay comida, como bares, cocinas, restaurantes, supermercados, etc. Mientras que los de parrilla eléctrica no se pueden usar cerca de los alimentos o sitios donde se manipule comida.

También existen ahuyentadores eléctricos que ahuyentan a los mosquitos usando ultrasonidos.

¿Cómo elegir un antimosquitos eléctrico?

Un antimosquitos eléctrico te asegura unos resultados excelentes contra los insectos, pero es importante que elijas la mejor opción para tu hogar o negocio según las características del local. Es importante que tengas dos cosas en cuenta: si el sitio es exterior o interior y si está cerca de alimentos o no. En lugares públicos interiores (bares, restaurantes…) es mejor apostar por lámparas antimosquitos, decorativas y discretas, que cumplan con la legislación que impide poner insectocutores de parrilla cerca de la comida; y en grandes superficies o almacenes sin productos alimenticios, es recomendable una máquina de parrilla eléctrica de máxima eficacia que mantendrá el sitio libre de insectos. A la hora de elegir un antimosquitos eléctrico para lugares exteriores como jardines o terrazas deberías tener en cuenta si el antimosquitos es resistente a los factores climáticos como la humedad, lluvia, calor, etc. Por lo contrario, si quieres instalarlo en un interior tendrás que tener en cuenta la cobertura, las molestias, el tiempo de recambio…