La procesionaria es un lepidóptero defoliador, pertenece a la familia de Thaumetopoeidae. Puede atacar a los pinos, cedros y abetos. Las especies de pinos más susceptibles de ser alimentadas por la procesionaria son: pinus nigra (pino laricio), pinus sylvestris (pino silvestre), pinus pinaster (pino pinaster), pinus halepensis (pino carrasco) y pinus pinea (pino piñonero).

Afecta a todo el territorio peninsular y a las Baleares, constituye la plaga más dañina y destructiva para los pinares españoles después de los incendios forestales.

Los pelos de las orugas producen urticaria a las personas y puede ser un problema con los animales domésticos.

La procesionaria se desarrolla en 4 estadios larvarios: embrión, larva (oruga), pupa y adulto (mariposa).

 

Mariposa

 

Las mariposas las encontramos en verano (junio y julio) y su coloración es gris ceniza, pero varia con la temperatura, en zonas más fría son más oscuras.  En verano es cuando se aparean principalmente al anochecer. Las hembras realizan las puestas en las acículas de los pinos, la puesta es característica porque es en forma de espiral, cada apuesta puede contener entre 100 – 300 huevos  y luego los protege colocando escamas de su abdomen, todo el conjunto tiene un aspecto de canuto de color amarillo.

El cabo de 30 – 40 días nace las orugas entre septiembre y octubre, después de la eclosión empiezan a alimentarse en el mismo lugar donde emergen, posteriormente se desplazan en otras zonas para construir los nidos de seda, las suelen construir en las partes más soleadas, acuden por la noche después de alimentarse.  Pasan por 5 estadios larvarios la oruga.

 

Estadios larvarios de la oruga

 

La primera muda se produce a los 8-12 días, el segundo estado dura unos 12-18 días, en este estado los daños ocasionados son mayores. En el tercer estadio dura nos 30 días, las orugas desarrollan pelos urticantes y construyen unos bolsones más densos donde pasaran el invierno, solo salen al atardecer para alimentarse.

La cuarta fase larvaria varía en función de la climatología de la zona, es más larga en áreas más frías que puede finalizar a finales de invierno.

En la última fase larvaria suele durar unos 30 días, se alimentan activamente. En este momento cuando las condiciones ambientales son idóneas entre febrero y abril, las larvas maduras se dirigen en procesión hacia el suelo para enterrarse y crisalidar. Las hembras son las que encabezan la procesión buscando las zonas más soleadas en zonas frías y templadas, pero en zonas cálidas buscan lugares sombreados. La temperatura óptima del enterramiento es de unos 20ºC.

 

Pupa

 

Ahora cada oruga teje su capullo, y pasan a la fase prepupa que la duración puede oscilar entre los 21 -30 días dependiendo de la temperatura. En este periodo se producen grandes cambios y dan lugar a una nueva muda.

Al verano las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas. También pueden permanecer en diapausa durante máximo 4 veranos antes de realizar la eclosión.